lunes, agosto 14, 2006

La auténtica escena entre el borracho y la mujer

Esta escena puede ser común entre las familias en las que el padre es un borracho enpedernido, así que decidí poner una escena parecida. ¡Disfrútenla!.

Llega el borracho a la casa y golpea:

- B: Mija... Ábrame...

La mujer se asoma por la ventana, lo mira y le dice:

- M: Mira infeliz, estás abriendo la puerta con un cigarrillo...
- B: Maldita sea, me fumé la llave...

Después de abrirle lo mira y le dice:

- M: Asqueroso, cochino, hediondo, melenudo...
- B: Si es una adivinanza, es el culo...

- M: ¿De donde viene?
- B: No me acuerde porque me regreso...

- M: ¿Por qué llega tan tarde?
- B: Por que usted vive muy lejos, desgraciada...

- M: Siendome infiel con esa hijueputa que tiene de amante...
- B: Respétela, que ella a usted le dice doña Doris...

- M: ¡Llevamos 20 años juntos y no me ha comprado un vestido!
- B: Yo no sabía que usted vendía ropa...

- M: ¿Y usted no se cansa de tomar?
- B: No, porque tomo sentado...

- M: Mire que por un zapato se me entra el agua y por el otro se me entra la luz...
- B: ¿Y qué quiere, que le ponga teléfono o qué?

- M: ¡Mire que viene todo manchado de lapiz labial! ¿Qué le pasó?
- B: Me agarré a golpes con un maldito payaso...

- M: Lo sé todo, ¡Todo!
- B: A ver, ¿Cuál es la capital de Mongolia?

- M: Lo sé todo: Que tienes una vieja, que le tienes casa y que vas a dormir allá...
- B: Un momento; aclaremos... ¿Vieja? la vieja es usted, ella es una muchacha... ¿Casa? esta, a ella le tengo un penthouse... ¿Y que voy a dormir allá? ¡Mentiras! a dormir vengo aquí, ¡Allá voy es a pichar a la lata!

No hay comentarios.: