jueves, febrero 01, 2007

Una noche...

Una noche...

Percibiendo mi indiferencia, te acercaste más... y más... Mordías mi cuerpo sin ningún escrúpulo, hasta mis partes más íntimas y me dejaste como un loco...!

Hasta que me dormí...

Hoy, cuando me desperté, te busqué desesperadamente, pero no te encontré. Por toda la cama estaban rastros de todo lo que ocurrió durante esa noche. En mi cuerpo dejaste marcas para que yo no me olvidara de ti. Esta noche, voy a acostarme más temprano y te esperaré... Cuando llegues, ni quiero pensar en la rapidez que tendré cuando te acerques a mí. Voy a saltar y te agarraré con toda mi fuerza para que no escapes más de mí. Quiero apretar todo tu cuerpo. Sólo descansaré cuando sienta tu sangre caliente. Sólo así podré librarme de ti,

ZANCUDO TRIPLE HIJUEPUTA!!!!!!

No hay comentarios.: