miércoles, diciembre 02, 2009

Ginecólogo cubano y vendedor de autos estadounidense

Al ver este comercial tuve varios sentimientos encontrados, pero al final lo que sentí fue un dolor de estómago por las risas. Compruébenlo ustedes mismos.



Este comercial sí lo disfruté. Y bastante. Para que vean que sí se puede triunfar en "la tierra de las oportunidades".

No hay comentarios.: